Organismos Colaboradores para enfrentar el cambio climático

En relación a la Institucionalidad para el Cambio Climático, el Ministerio del Medio Ambiente es el encargado del diseño y aplicación de políticas, planes, programas y normas en materia de cambio climático.

Esta labor es apoyada por diversos organismos colaboradores en la gestión del cambio climático, cómo es el Equipo Técnico Interministerial de Cambio Climático (ETICC) y los Comités Regionales de Cambio Climático (CORECC). El primero está compuesto por diversos Ministerios y Servicios relacionados con las políticas de cambio climático, y el segundo por  el Gobierno Regional, las Secretarías Ministeriales regionales de esos ministerios y  servicios,  y de representantes de municipios.

El ETICC, es el organismo que colabora con el Ministerio del Medio Ambiente en la elaboración, implementación y seguimiento de los instrumentos en materia de cambio climático, y tiene un carácter intersectorial y técnico, conformado por los representantes de las instituciones competentes en materia de cambio climático (Resolución Exenta MMA N° 430, 9 de mayo de 2019).

A nivel regional, los CORECC son los  organismos encargados de elaborar los planes regionales de cambio climático, en concordancia con las directrices de la Estrategia Climática de Largo Plazo. Además son los encargados de facilitar y promover la gestión del cambio climático a nivel regional, entregar directrices para integrar la temática del cambio climático en las políticas públicas regionales, identificar las sinergias con las políticas públicas nacionales e incentivar la búsqueda de recursos regionales para el desarrollo de medidas y acciones de mitigación y adaptación al cambio climático.

Por otra parte, el año 2019 se creó el Comité Científico de Cambio Climático, como un cuerpo asesor del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación en ámbitos de cambio climático para vincular a la comunidad científica nacional con los desafíos de la organización de la propia COP25. Este organismo está reconocido en el Proyecto de Ley Marco de Cambio Climático, como un comité asesor para la elaboración, diseño e implementación de los instrumentos de gestión del cambio climático.

Además, se han ido generando algunas mesas de trabajo específicas para abordar nuevos desafíos relacionados con el cambio climático, como es la Mesa de Género y Cambio Climático, que opera desde enero de 2020, para avanzar en la transversalización del enfoque de género en las políticas de cambio climático.